Descripción del proyecto

Conseguir un centro escolar seguro es un objetivo incuestionable. Los niños y las niñas pasan en el colegio gran parte de su tiempo y las familias depositan toda su confianza, tanto en las personas que trabajamos aquí como en las instalaciones donde nos desenvolvemos.

Según normativa vigente (Orden de 4 de Noviembre de 1985 de la Consejería de Educación y Ciencia, BOJA nº 116 de 7 de Diciembre) se establece la obligación para todos los centros docentes no universitarios de disponer de su propio Plan de Autoprotección.

En el presente curso, 2019/20, está prevista la evaluación de Riesgos de cada centro por una empresa externa especializada en el tema que analizará , entre otras cuestiones, los aspectos relativos tanto  del  propio centro (señalización, obstáculos, instalaciones, etc…) como de  los diferentes puestos de trabajo que aquí se desarrollan.

Este Plan debe ser un documento vivo, conocido por todos los usuarios del Centro y actualizado periódicamente. Debe contener un enfoque didáctico que permita transmitir una cultura de seguridad, de prevención de riesgos, más que una mera guía de actuaciones a realizar en caso de emergencia.